CRÍTICA CRÓNICA CONCIERTO VAMPIRE WEEKEND MADRID 28/02/2010…BUENO, BUENO, BUENO.

Bueno, bueno, bueno…por dónde empezar a hablar del concierto que anoche ofrecieron los insultantemente jóvenes Vampire Weekend por primera vez en la capital. Lo tengo muy claro, justamente por ahí empezaré,  por el “bueno, bueno, bueno”. La de anoche sin llegar a ser épica sí que resultó una noche de las de quitarse el sombrero. Resultó ser un concierto bueno en su más amplia acepción.

Buen sonido. De hecho inmejorable, conjugando con la mecánica del que recita la tabla de multiplicar música y voz, sin que ninguna restara protagonismo a la otra.

Buen empuje desde el escenario. Los neoyorquinos disfrutaban con sus maquinitas, con sus guitarras, con un batería recién cargado y un insultantemente feliz Ezra encabezando orgulloso el asalto de los cuatro universitarios a un público que poco iba a exigir, ni tendría por qué.

Pero no todo lo bueno que resultó de anoche en el remodelado Circo Price de Embajadores fue gracias a la destreza y el virtuosismo in-crescendo (les queda camino por recorrer) de unos Vampire Weekend a punto de despegar (habrá que estar atentos a su trayectoria en los próximos años). Gran parte del éxito nos lo deben a nosotros. Sin falsas modestias, nos lo deben porque resultamos un público ganado y vencido desde el minuto cero. Me atrevería a decir que nada más comprar la entrada (que agotaron). Esa bajada de defensas del gran público de Madrid se sintió y se vivió cuando los Vampire Weekend, en el minuto menos uno, pusieron los pies en polvorosa para entrar al escenario. Desde el segundo cero, la gente gritaba, se exaltaba, se tocaba y se hablaba. Delante de mí había un mozalbete la mar de simpático que ojalá hubiera estado presente el día en que en ese mismo escenario los gafapastas madrileños se unieron para enfriar el concierto de los también compatriotas neoyorquinos THE PAINS OF BEING PURE AT HEART, pero eso es otra canción que ya cantamos en su día.

Lo de ayer fue cálido como un concierto en las Bahamas, con la audacia y la inteligencia de un concierto de un campus neoyorquino y con el brío y el entusiasmo que brinda la audiencia madrileña cuando se le vienen las ganas. Por momentos pensé en unos Franz Ferdinand amateurs que empiezan a despuntar. La gran diferencia entre aquellos, los de Glasgow y estos nuevos de Nueva York,  es que a aquellos primeros les chifla la pose y se autocomplacen en el escenario construyendo un cristal que sirve de perfecto escaparate emocionante para su arte pop, mientras que los Vampire Weekend en su concierto de ayer ofrecieron con premeditación y alevosía  un catálogo de arte bien encuadernado, de tapas plastificadas.

Imposible resistirse al encanto de tanta música, de tanta buena música. Hubo bailes de salón de la mano de “Oxford Coma”,para mí su mejor canción del primer álbum, maravillosas pseudo-baladas como “Taxi Cab”, una joyita escondida en su gemológico segundo álbum de título CONTRA, que sonaba igual de bien que en el vinilo. “White Sky” y “Holiday”, dos canciones estandarte muy definitorias de este pop blanco africano que abanderan los Vampire Weekend, fueron un buen comienzo para una fiesta vibrante que nos terminó de desperezar con  un familiar, pero no por eso menos impactante  “Cousins”, y terminó fundiéndose en una comunidad de hermandad universitaria con  el imprescindible arrebato de “Walcott”. Momento final en el que más de uno nos quedamos con las ganas de saltar al escenario para comernos a besos a estos americanos de pluma inglesa.

El de anoche fue un conciertazo bueno, sí, muy bueno, buen baile, buen ambiente, buenos gritos. La de anoche fue una noche de concierto de esas que siempre te arrepientes haberte perdido y es que esta vez, el arrepentimiento está más que justificado, porque Vampire Weekend hicieron que el público de Madrid los adorara un poco más. Otra panda de gurús de un Olimpo – ¿efímero? – no – tan – lejano – de –  la – nueva – música que se materializaron en carne y hueso,  para ayudarnos a entender en hora y media de concierto de qué va esto de la música en los tiempos que corren.

P.d: …no se vayan todavía que aún hay más. Esta tarde colgaré algunos vídeos y fotos de la actuación de ayer.

Anuncios

2 comentarios

  1. EN DOS PALABRAS …….

    MUY BUENO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: