MCENROE “TU NUNCA MORIRÁS”. Un disco, un dolor y una verdad.

Cuando ya estás hecho una mierda, cuando todo en lo que crees queda demolido en cuestión de segundos, cuando el odio, la rabia y la pena forman parte del frío de tus huesos, ese el momento idóneo para escuchar este disco. McEnroe son unos getxotarras que fulminan en un puñado de canciones los sentimientos más puros. Sentimientos de dolor, de tristeza, de desengaño y de desamor. Para todos aquellos que lamen sus heridas, o para todos aquellos a los que todavía no nos ha llegado el momento del duelo de un desengaño.

Hoy pensaba en escribir íntegramente aquí la letra de “El alce” segunda canción del disco, de letra clara y sencilla, de tan real que sonroja “(…) el amor no existe, el mío tu lo destruiste” “ahora que sé que todo hubo terminado, me pregunto donde estaba yo cuando él te tocaba” “por lo que yo soñaba a otros se lo regalabas”.

Ojalá aquellos que estéis leyendo estas palabras no entendáis nunca la amargura y la crudeza que contienen, porque estos chicos no escriben con arte sino con fluidos corporales. No hay química, no hay aderezo, sólo cruda realidad, sin calor. Cruda y fría realidad. Y eso se nota en la tibieza con la que componen, en la templanza de la producción que asoma tímidamente detrás de unas melodías claras y concisas. Esta colección son pequeños tesoros de grandes verdades.

La canción que abre el disco define a unos músicos valientes españoles que con pose de folk intimista americano describen el ruido de las relaciones, lo que sentimos los desgraciados engañados, lo que debieran sentir los desgraciados a los que engañamos.

Es un mal día para tí si empiezas el día escuchando en bucle este disco, pero será un gran día para tu oído y para tu música, que al final será lo que te qude y recuerdes de ese día, al margen de la rabia y la pena, justo en el centro de tu dolor.

Compañeros de viaje de Pumuky, un grupo que ya os recomendé hace unos días, tienen entre sus colaboradores a la cantante de Tulsa, el grupo de moda. Pero sin embargo es en las canciones en las que llora dramáticamente Ricardo, el cantante y guitarrista del grupo, en las que se alcanza el más notable clímax de dolor y desesperanza de este disco, que coloco desde hoy en mi alfombra de discos clasificados con la etiqueta de pena por aquel (estos) día(s) que ya no quiero que vuelva(n) nunca jamás.

Suerte con su escucha, espero que tengáis más suerte de la que he tenido yo.

Anuncios

10 comentarios

  1. Los días tristes no deberían de existir, son difíciles, angustiosos. Deseo de todo corazón, que haya mucho menos sufrimiento en esta jodida vida

  2. Pos estoy echándole una escucha por el youtube y molan las letras y la música, pero la voz es muuuy importante pa mí; me tiene ke molar y no es ke me vuelva muy loco ke digamos. Aún así, voy a darles más escuchas.

  3. ¿ Y lo de su estado es transitorio o permanente?

  4. Pues a mí me pasa un poco como a MM la voz no me termina de convencer, pero le voy a dar alguna oportunidad más… Sobre la tristeza y sus días, decir que son duros de pasar evidentemente, pero casi siempre nos hacen un poquito más fuertes.

    • Calamarín en cuanto al disco, insisto en que es buena música en español y eso cada vez me costaba más encontrarlo. En cuanto a la tristeza, no me quiero hacer más fuerte, las piedras son muy duras y no quiero acabar así.
      Gracias. un abrazo.

  5. Animo judio levi, (no tengo criterio y copio a la china). Los estados de animo, son solo eso, estados, y vas pasando por estados positivos, negativos,…. Ten los ojos abiertos en todo caso, si estás de buen ánimo porque puede venir un capullo/a a joderte y si estás desanimado porque al fondo siempre hay una salida. Acudir en ciertos momentos a Nacho Vegas, Pumuky, McEnroe,… debería ser recetado por la Seguridad Social. Musicoterapia indie Ya!!!!

    • He leído en alguna parte que para superar crisis es necesario pasar una etapa de duelo. Lo que me está ayudando a arrancar y empezar esa etapa de duelo después del primer momento de frío están siendo los discos de Manos de Topo y McEnroe…aunque corro el peligro de no querer volver a escucharlos en muchos años….Que enigmático me ha quedado todo. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: