CRÍTICA CRÓNICA CONCIERTO JOAQUÍN SABINA MADRID 15 DICIEMBRE

Hace falta ser muy poeta para hacer llorar a 18.000 personas con sólo tres estrofas de una canción. Hace falta ser muy payaso para hacer reir a 18.000 personas con una broma ya sabida. Hace falta ser muy genio para mantener la  sonrisa a más de 18.000 personas durante tres horas de concierto. Hace falta ser Sabina.

 En esas  casi tres horas de concierto Sabina ha vuelto a mostrar lo que hay en él, lo que hubo y lo que no habrá. Su certeza en la palabra, esa que cada vez se hace menos accesible, cantada a pelo con ese timbre ronco que parece no conocer foniatra alguno, ha depurado al máximo un repertorio impecable del magnánimo poeta, del fabuloso compositor, del puto golfo o golfo puto que vive en Madrid. Y así haciendo trampa ha pillado por sorpresa a un público helado literalmente (dónde estaba la calefacción cuando se la necesita?) que se apiñaba en un todo vendido Palacio de  Deportes de Madrid, “Pongamos que hablo de Madrid” ha sido la primera canción y la primera vez que he llorado en la noche. Es inevitable, tu ciudad es tu espina dorsal y este señor delgaducho que se ponía vestido de tramoyista o director de circo, con su famoso bombín coronando, a contarme a la cara lo que significa cada letra de las que conforman la palabra Madrid, me lo ha cantado bajito tantas veces, que oirle por amplificado me ha puesto los pelos de punta geométricamente.

Sabina cada vez es menos compositor, menos músico y más poeta. Es una cruda realidad que a mi no me gusta, pero es tan listo el jodío, que en su habilidad para hacerse casar consigue hacerte comulgar con una religión, la suya, que no debiera entender de agnósticos.

Reconoció el señor Sabina por los altavoces de un maravilloso sonido que ha sido protagonista estelar durante todo el concierto, que las musas, ahora que es más feliz y casero, le han abandonado y que para este disco necesitó la ayuda de Benjamín Prado, al que las musas todavía visitaban. Eso se nota en su último disco y no para bien, la inaccesibilidad de sus últimas letras empiezan a alejarnos de ese Sabina cercano que igual te estampaba un vaso en la cara que te llenaba de abrazos e invitaba a rayas. Pero sabio como demuestra ser, sólo ha escogido lo mejor de su última publicación como “Viudita de Clicquot” o “Parte metereológico”  para presentar en solitario, hasta la inevitable presencia de los Pereza para cantar “Embustera” y la homónima “Vinagre y Rosas”…después algún desliz como la prescindible “Cristales de bohemia”, pero de todos es sabido que los ricos también lloran.

El Palacio de Deportes reconvertido en un gigantesco patio de butacas, algo nada acertado para un público con ansiedad por saltar y gritar a cada estrofa, se levantaba y sentaba de las butacas empujados por cada celebrada canción de aquel de Úbeda. Canciones todas,  nos sacó de nuestras casillas con “Princesa” “Calle Melancolía” “La del pirata cojo” “Aves de paso” “Sin embargo” y todo el cancionero de Sabina puesto en fila de a uno. Nadie podía parar quieto. La felicidad irradiaba los pomulos de pilinguis, treinteañeros, taquismecas, cincuentones, divorciados y chicas con el pelo a lo Madonna.

El mayor compositor de la música española vivo y activo, custodiado por su alter ego Panchito Varona,  hoy tenía ganas de jugar, se le veía falto de cariño de un público madrileño que una vez más ha entrado en su juego…un solo gesto del maestro Sabina hubiera servido para que hubieramos bailado “El rocanrol de los idiotas”.

Sordos del gusto aquellos que pierden la delicada oportunidad de ver un trozo de la vida a través de la música del gran Joaquín Sabina y de darse una ducha de emociones en sus conciertos. El próximo 22 de junio vuelve a Madrid, pero por esta noche me acuesto feliz.

Rating: 8,5/10

Anuncios

10 comentarios

  1. Usted no es fan…¡¡ Usted está enamorado!!

  2. que barbaridad si hasta me estan entrando ganas a mi de ir

  3. Jo! Juanma! Yo que odio a Sabina me has convencido!!!!

    Deberías hacerte periodista musical!
    Convences tío!!!!

    Me apetece a mi ver un concierto que me emocione así!!!!

    • Jane a la próxima también te engaño y luego discutimos. Por cierto te echaba en falta estos días por aquí, pero me han chivado que has estado pasando frío en los nortes de Europa…

  4. Simplemente decirte que eres un genio, acuerdate de los Oros cuando seas famoso!!!!

  5. Pero por qué me arrepiento tanto de no haber ido a un concierto, aunque no me guste,cuando das la crónica tú.

  6. tranquila que cuando te enteres de lo que costó, se te quitará el arrepentimiento de inmediato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: