SABINA SE DA UN HOMENAJE DE “VINAGRE Y ROSAS” EN SU NUEVO DISCO

Es un riesgo el que corro al escribir aquí sobre el nuevo disco de Sabina, pero oyes que le vamos a hacer, me encanta y me emociona Joaquín Sabina, llevo escuchando su música muchos años y lo defenderé a capa y espada, contra viento y marea ante todos aquellos sordos de la lectura que no consiguen ver en el tipejo venido de Úbeda más allá de su poderoso rojerío. No en vano he pagado unas diez mil pesetas de las antiguas por una de las agotadísimas entradas para la presentación del nuevo disco “Vinagre y Rosas” en Madrid.

Sabina ha sacado nuevo disco y se ha dado un homenaje, en el sentido más riguroso de la palabra. “Vinagre y Rosas” es un autohomenaje en toda regla, un disco que va más allá de los guiños que Joaquín acostumbra a esconder bajo las letras de sus canciones, esta vez ha ido más allá. Muchas canciones te suenan ya a otro Sabina. Aunque un homenaje del propio artista debiera resultar conmovedor y apocalíptico a partes iguales, desde mi única verdad no andaba Sabina muy acertado ni con el tiento certero cuando dio forma al disco. Son 14 canciones de las que sobran muchas, muchas, tantas como seis.

Si “Dímelo en la calle (2002)” contenía La canción más hermosa del mundo este nuevo disco pasará a la historia por contener la peor canción de Sabina…es más, tal vez la única. Nunca hasta este disco he encontrado una canción de Sabina que me sacara de quicio. Unas me enamoraban más, otras simplemente no conectaban conmigo, nunca hasta ahora he dado la espalda a una canción de Sabina. Hasta que he escuchado el tercer corte de este disco, Cristales de Bohemia resulta aburrida, plana, paliza y fea.

Y sin embargo el tandem Pereza-Sabina que se ha usado como carta de presentación de este nuevo long play, funciona a la perfección en sus dos acepciones: EmbusteraTiramisú de limón, ambas bajo la producción de los Pereza. Es sorprendente como la segunda parte de Tiramisú de Limón tiene un fuerte sabor a Loquillo , tanto que por momentos te parece estar escuchando una versión de aquel gigante catalán.

Afortunadamente en su propio autohomenaje Sabina ha sabido retroceder más allá de aquél “Dímelo en la calle (2002)” y el estribillo de Viudita de  Clicquot, en la que Sabina se canta a sí mismo contiene un estribillo digno de sus años dorados, de aquellos cuando gritaba a boca llena que “Esta boca es Mía (1994)”, sin duda alguna un perfecto segundo single.

Tengo pruebas que lo demuestran, no es sólo retórica blogueril esta idea de que Sabina se da un homenaje con la publicación de este disco, puedo probar lo que digo cuando afirmo que Mr. Sabina se autohomenajea en estas canciones  y si no probad a escuchar  Parte metereológico y la antigua Pastillas para no soñar. Lo que dicho sea de paso no desmerece en absoluto a esta nueva canción, que también guarda su mejor pegada en el estribillo.

Pero también tienes que bucear entre un Sabina que a veces parece aburrido y manchado de barro como en la pieza que dedica a su hija “Ay Carmela!” o en la anodina “Virgen de la amargura” que sobresalen por lo bajini en ese peor tramo del disco, el tronco central, que afortunadamente resucita con la perezosa “Embustera” y la heredera de la época 19 días y 500 noches (1999) en las guitarras de “Menos dos alas“.

Digna de estudio y clara referencia a que Sabina pretendía auto-regurgitarse en este disco es la buenísima rasgadura rock de “Crisis” con su guiño a “Pacto entre caballeros” y su parecido acelerado a “Ruido

Otra canción antigua, esta vez “La canción de las noches perdidas” vuelve a resucitar bajo el bajo de la nueva “El blues del alambique“.

La  buena noticia es que Sabina ha vuelto, la mala noticia es que esa también es la mala noticia.

Rating: 6,5/10

 

Anuncios

6 comentarios

  1. Joder con el rojo!!!! No veas tú lo q cobra por entrada. Reconozco q hace mucho mucho tiempo m encantaba pero un día tuve un no encuentro con él, vamos!!!! q no es muy de fans, y desde entonces no le soporto. Me alegro por tí q le sigues teniendo esa admiración al artista y le puedes seguir disfrutando.

  2. sí la verdad es que el personaje en la distancias cortas debe ser de andarse con cuidado…sino que se lo pregunten a la chica esa a la que le estampó un vaso en la cara al ir a pedirle un autógrafo.

  3. y su musica sera genial, no lo dudo, de hecho lo afirmo, pero que es un GILIPOLLAS INTEGRAL tambien.

  4. Y ese ojete se siente muy verga para criticar al dios sabina….que no mame el mierda incandesente, lo quiero ver componiendo por lo menos la mitad de una de las canciones…Joaquin Sabina es un Dios verdadero, sin ser pederasta..

    • Superafavor del termino “mierda incandesente”….¿qué será? Me la imagino como algún tipo de brasero ecológico, tipo “Mari, ¿tienes frío? Pues vente, que debajo de la mesa he puesto un par de mierdas incandes(c)entes…”
      Ni qué decir tiene lo de que es un Dios verdadero, sin ser pederasta….sobran las palabras.

      ¡¡SE LE ECHA DE MENOS!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: