“LA ELEGANCIA DEL ERIZO” ¿EL LIBRO PESTIÑO?

Sentimientos encontrados. Pero definitivamente no lo recomendaría. Supongo que es exactamente lo mismo que pensaba mi amiga Irene cuando me lo prestó, excepto que pienso que sobre ella primaba más la curiosidad  por conocer mi opinión sobre el libro que la de recomendarme una buena lectura.

Una amiga de esa misma amiga ha dicho este fin de semana sobre el libro: “a veces no sabía qué hacer con el libro”. Eso es muy exacto y muy correcto.

 A este libro le sobran 150 páginas y le faltan frescura y autonomía propia. Me explico.

 El libro está escrito por Muriel Barbery una profesora de filosofía  nacida en Casablanca, que en vez de utilizar sus (suponemos) vastos conocimientos sobre filosofía para construir una novela consistente, ha optado por no mezclar la historia con esos supuestos vastos conocimiento ¿El resultado? bloques de cinco y diez páginas fácilmente identificables y suprimibles que no suponen ni un avance ni un retroceso en la novela, no aportan nada. Por momentos recuerda a aquellas lecturas juveniles de “inventa tu propio final”. Resulta relativamente sencillo arrancar del libro, las 50 o 60 páginas que realmente conforman la novela y dejar encuadernadas toda la indescifrable dialéctica onanista que la escritora ha soltado como poseída en la mayoría de las páginas del libro.

 Parece que la escritora se autocomplacía exponiendo sus teorías filosóficas sin ton ni son, un ejercicio de autoescucha que aburre hasta el sopor. Páginas y páginas de palabrería que no lleva a ninguna parte, que sólo hará las delicias de aquellas personas que busquen en los libros quien los eduque a saber pensar. Y ni siquiera el lenguaje está tejido con la sencillez necesaria para alcanzar ese fin.

 Lo que podría haber resultado un delicioso cuento breve y por qué no decirlo también, con un argumento demasiado toqueteado, típica historia de señora pobre, fea y lista que consigue entrar en la clase social alta, se ha convertido en una letanía sin escrúpulos por culpa de su autora, que en vez utilizar sabiamente sus conocimiento sobre el pensamiento humano para construir y vestir la novela, los utiliza como arma arrojadiza sobre el lector, construyendo en ocasiones frases que ni siquiera tras la quinta relectura arrojan algo de significado, ni siquiera sirven como falsas trampas para el transcurrir de la historia.

 Por todo esto me resulta un libro tramposo y pomposo. Por momentos pestiño, por momentos bonito cuento.

 Ahora bien, al César lo que es del César, es una pena que la autora sufra de incontinencia filosófica verbal, porque demuestra en las escasas 60 páginas que realmente conforman la historia, una habilidad para trasladarte al punto de vista del personaje y una inteligente y sutil forma de hacerte llegar las emociones de los personajes, sin necesidad de abrasar con la inútil perorata filosófica. Esto lo demuestra de manera especialmente ágil al escribir el sorprendente final.

Estoy en una época en la que analizo minuciosamente cada obra de arte que me encuentro, cine, música, literatura…y el final de esta novela me conmocionó durante media hora del domingo por la tarde, consiguió sumirme en un impasse nervioso. Ya no tanto por lo que les ocurría a los personajes sino porque me he planteado de manera muy vívida por primera vez que se debe sentir en un momento muy concreto de la vida. Por respeto a los que no hayáis leído la novela, no desvelaré cuál es ese momento concreto.

Rating: 5/10

Anuncios

15 comentarios

  1. Tiene además dos problemas importantes; las dos protas son poco más ke increíbles e inauditas y el final es más retorcido y artificial ke los de Almo, ke ya es decir.

  2. lo mismo ya no quiero que me lo dejes! joder!
    necesito algo que leer???

    recomendaciones para un alma en pena…

  3. Sin llegar a tu analisis profundo ( no me da la ” mocha ” para tanto ) el libro salvo ciertas partes coñazo me gusto y sobre todo me sorpendio el final.
    Cierto es que hay frases que no tienes por donde cogerlas, aunque en esos casos siempre pienso que soy muy cortita y mi mente no alcanza a comprender, siempre odie la filosofia y las comeduras de cabeza del personal.

    Igual que para otras cosas coincidimos mas, lo de los libros no solemos cuadrar tanto.

    • El final me gustó y me sorprendió. Tampoco me gusta la filosofía.
      Ës cierot que los libros por el momento no son nuestro nexo de unión. Por ejemplo a mí me encantó Revolutionary Road y a ti te dejó bastante fría, no?

  4. Me gusto el libro, sobre todo porque no esta contando nada emocionante y para ello se tira 200 paginas sin que resulte aburrido, siendo para mi el mayor merito.

    Sin embargo si tengo que recomendar uno me quedo con el ” erizo ” porque por lo menos el final sorprnede , mientras que en el otro te lo esperas o sino algo muy parecido a lo que realmente ocurre al final.

  5. Si quieres un cuento breve y bien bonito, apúntate: El Frío modifica la Trayectoria de los Peces. Se lee de un tirón, ya me dirás

  6. Un pestiño sin lugar a dudas, no pude pasar de las primeras páginas por mucho que mi pareja m lo recomendará, es q no podía, tuvimos hasta una discusión por el librito: q sí q t lo leas, q no q no m lo leo, q es q llevas muy poco, q es q no m hace falta más, q no has leído nada, que ya lo he leido todo….vamos!!! un truño.

  7. no saben nada de literatura… por comentarios así hay gente que deja de leer buenos libros como éste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: