NUEVO ÁLBUM DE ARCADE FIRE…BUENO, CASI.

arcade-fire---neon-bible

Álvaro si me lees este post va por ti.

Álvaro es un niño que conozco y al que no recuerdo haber recomendado este grupo, pero he fantaseado muchas veces con regalarle el disco a su novia, para disfrute del mozalbete.

Para él espero que este sea el nuevo álbum de Arcade Fire, a pesar de que se publicó en el año 2007.

Encontrar el equilibrio en lo más alto del histrionismo es la virtud que encumbra a Arcade Fire. Los niños mimados del Bowie postraumático, canadienses de un mundo uterino e interino que lucieron palmito en este segundo álbum.

Tras el alumbramiento mediático de su “Funeral” (2004), comulgaron con el catolicismo catódico a través de “Neon Bible” (2007).

 “Neon Bible” confirma que los Arcade Fire son el mejor grupo que la música indie ha sabido construir en la última década. Cuando a algunos nos estaba constando digerir el primer disco, este secundón  “Neon Bible” sirvió como acicate para terminar de una vez por todas con ese proceso morfológico neuronal que dio paso a la extirpación de la música radio-fórmula, en favor de estas joyas que nacían en el lado ilegal de Internet.

Su música se creó en inspiradoras sesiones de sábado por la tarde en la casa del matrimonio núcleo, el formado por Win Butler y Regine Chassagne. El resto de músicos son meteoritos contratados para que giren en torno a este Sol en una elipse disociada y entonada nota a nota.

Me vais a permitir devaneos varios, me vais a tener que disculpar la pomposidad y el retorcer la palabra, pero es tal la pasión que siento cuando hablo de Arcade Fire que las llamas de los dedos se me calientan y me supuran de las uñas elogios megalíticos sobre estos caballeros del instrumento armado.

Neon Bible tuvo una doble finalidad, dar carpetazo a un primer disco que no dejaba de parir éxitos y por otro lado crear una infinidad de expectativas colosales en torno a lo que debería ser su tercer trabajo y del que todavía no hay noticias. Lo más parecido a un tercer trabajo de Arcade Fire es la banda sonora de The Box,  o ya en menor grado la “revisión limpia” de su clásico Wake Up para la película del momento “Where the wild things are”.

La grandeza de Arcade Fire reside en que gracias a su estruendo de Big Band y sus estudios de teología musical, las canciones nunca empiezan como acaban. Ahí reside el enigma, imposible agotarse de una canciones tan cambiantes, tan milimétricamente combinadas. No se trata de componer una canción, sino de diseñar una coreografía en el aire.

 Las penas son más negras con una canción de “Neon Bible” y el astro Sol sólo luce en versión eclipse. Calienta pero no estorba. Eso son las canciones de Arcade Fire. Ocean Noise bien podría ser el paradigma de esto que os cuento. Aunque sin duda alguna la canción que sobresale del resto, por inmediatez que no por calidad, es la rápida y sinfónica No Cars Go

My body is a cage con ese tufo a folk mortífero pasado de tiempo y la machacona Black Mirror, cierran y abren el punto y seguido del grupo que debutó con un clásico. No olvidemos que no se puede poner acentos sobre las tildes. “Funeral” su primer disco, supuso tanto, que no me atrevería a dedicarle a estas alturas más de cuatro palabras.

Rating: 9/10

Anuncios

10 comentarios

  1. Me gustan los dos, pero me emociono mas el funeral! Era joven y tontica! Estaba enamorada y Ademas podía pinchar sus temazos en los bares rockeros! Jajjajajajajajajaj
    otro muack

  2. Ole ole, con dedicatoria y todo…

    Complementaría tu umbría crítica con un par de notas luminosas (al fin y al cabo estamos hablando de un album de neón, ¿no?):

    – ‘Intervention’ me parece uno de esos temas ideales para cerrar el bar, cuando las luces se encienden y todos los parroquianos entonan sus letanías finales (“working for the church / while your family dies…”).

    – Los primeros compases de ‘Black Wave/Bad Vibrations’ me suenan a esos titilantes destellos pop de los ochenta, frágiles como cristales (“run from the memory / je nage, mais les sons me suivent…”); me encantan…

    Que nos gusten más los funerales que las resurrecciones es sintomático, pero seamos benévolos: el segundo polvo siempre cuesta más…

    A pesar de todo hasta en las esquinas de canciones aparentemente anodinas como la que da título al album nos quedan líneas como ésta:

    Take the poison of your age,
    Don’t lick your fingers when you turn the page,
    What I know is what you know is right,
    In the city it’s the only light.

    En fin, te perdono el regalo del disco por el regalazo de poder volver a leerte. Besos.

  3. Y a mí ke nunca me han dicho mucho…

  4. me parecen un grupo imprescindible de la última década

  5. Ese estruendo en la catedral de Montreal me hace estremecer, hablo de “Neon Bible”, para mi el mejor e los dos que tienen, quizas porque suena menos indie y mas elaborado. Funeral me encanto y me encanta pero mi coraon lo acabo de robar Neon Bible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: